La décima Festa do Berberecho de Foz captó a un buen número de amantes de este producto del mar a pesar del mal tiempo que hizo durante el fin de semana. El temporal deslució el evento el primer día, aunque ayer la jornada gastronómica tomó impulso hasta alcanzar las 1.200 raciones vendidas en la carpa situado en el muelle focense.

El recinto del evento estuvo muy animado desde primera hora de la mañana, tras la apertura a las doce del mediodía, pese a que la jornada todavía se mantuvo desapacible hasta pasadas las dos de la tarde, momento…

Ir a la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *